Ref. :  000041464
Date :  2018-03-08
Language :  Spanish
Home Page / The whole website
fr / es / de / po / en

Nosotras dirigimos el mundo: Ocho mujeres que defienden nuestros derechos

De Angela Singh

De China a Siria y de Kenia a Egipto, niñas y mujeres están alzando su voz y arriesgando sus vidas para defender aquello en lo que creen. Estas mujeres —activistas, abogadas, hermanas y estudiantes— han puesto sus vidas en riesgo, han luchado por seres queridos perdidos y han apoyado a personas a las que no conocen. Éste es su momento. Conoce a estas motivadoras mujeres que defienden los derechos humanos en todo el mundo.


Wu Rongrong, China

image

Wu Rongrong es conocida por ser una de las “Cinco Feministas” de China, grupo de mujeres detenidas en 2015 por organizar una campaña contra el acoso sexual. Sus detenciones, que coincidieron con el Día Internacional de la Mujer, provocaron la indignación internacional y el apoyo de personas como Hillary Clinton. Aunque quedaron en libertad, las “Cinco Feministas” siguen bajo vigilancia.

Antes de su detención, Wu Rongrong era una de las lideresas del Grupo de Acción en Favor de los Derechos de las Mujeres, cuyas creativas y atrevidas acciones de calle —como afeitarse la cabeza en protesta por los requisitos de admisión discriminatorios para las mujeres en centros de enseñanza superior, o vestirse con trajes de novia manchados de tinta roja para protestar por la violencia intrafamiliar— llamaron la atención de la opinión pública sobre el sexismo y la desigualdad de género.

“Las mujeres se enfrentan a muchas dificultades en su vida, pero muchas de estas dificultades siguen siendo invisibles —ha declarado—. Por ejemplo, las sobrevivientes de acoso sexual no sólo sufren un dolor indecible, sino que también carecen de una protección jurídica eficiente. Animar a las víctimas a buscar reparación en lugar de culparlas contribuiría a reducir el acoso sexual.”

Además de su labor de defensa y promoción, Wu Rongrong es trabajadora social y psicóloga colegiada. Actualmente estudia una maestría en Derechos Humanos.

Noura Ghazi Safadi, Siria
image

Para la abogada de derechos humanos siria Noura Ghazi Safadi, hacer campaña por los derechos de los presos y las presas de conciencia es una cuestión de amor, esperanza y familia. Nacida en Damasco en 1981, Noura ejerce como abogada desde hace muchos años y está especializada en derechos humanos, detención y desapariciones. Supo lo que eran las violaciones de los derechos humanos de los presos políticos a una edad muy temprana, cuando su padre fue detenido. Su marido, Bassel Khartabil Safadi, ciberactivista detenido por el gobierno sirio en 2012, fue ejecutado en 2015.

“Mi padre fue preso político varias veces —recuerda Noura—. Yo iba a verlo a la prisión de Adra y asistía a las vistas de sus juicios. Una vez tuve un encontronazo con el oficial al mando de la patrulla que lo llevaba al juzgado. Les jure, a él y a mi padre, que me haría abogada para defender a los presos y las presas de conciencia. Yo tenía 12 años. Y cuando detuvieron a Bassel [su marido], defender a mi propio preso de conciencia se convirtió para mí en una obsesión.”

“Desde que ejecutaron a mi esposo [siento que] cada caso de una persona presa me incumbe y que tengo la responsabilidad de luchar por ella. Creo que las mujeres estamos en una posición óptima para abordar esta cuestión por el papel destacado que desempeñamos en la construcción del futuro de Siria. Hemos demostrado que somos capaces de superar cada obstáculo al que nos enfrentamos, tenga que ver con la seguridad, la comunidad o la vida en general.”

Joy Wathagi, Kenia

image
Joy Wathagi, Kenia. © Amnesty International

Joy Wathagi es una dirigente juvenil de Amnistía Internacional en Nairobi (Kenia) que está defendiendo a una adolescente que se encuentra a miles de kilómetros. Taibeh Abbasi, estudiante de 18 años, vive en Noruega y sueña con ser médica, pero corre peligro de ser deportada a Afganistán, un país donde nunca ha estado. Cuando Joy supo que los compañeros y compañeras de clase de Taibeh estaban organizando protestas, quiso demostrar su solidaridad y decidió participar en la campaña #TellNorway (Di a Noruega) en las redes sociales para dar visibilidad al caso de Taibeh.

“Cuando me enteré de que Noruega iba a deportar a adolescentes, me invadió un sentimiento de tristeza y quise hacer algo al respecto”, dice Joy.

“Me acordé de todos los refugiados y refugiadas que vinieron a mi país, Kenia. He conocido a personas de Somalia, Sudán y Ruanda y he visto que tienen el mismo derecho a vivir aquí que cualquier keniano. He ido a la escuela con muchos refugiados y refugiadas, he crecido con ellos y nos hemos hecho amigos para toda la vida. Me parecería terrible que los devolvieran.”

“Los refugiados y las refugiadas de Afganistán están regresando a la misma situación que dejaron atrás. Es cruel e injusto. Se han convertido en parte del tejido de la sociedad noruega y ese es el trato que deben recibir. Lo que más me ha motivado a contribuir a la campaña #TellNorway ha sido la voluntad de salvar vidas y dar a las personas la oportunidad de vivir con seguridad, dignidad y un propósito. ‘Vuelve a tu país’ es la frase más desconsiderada y egoísta; la escucho todo el tiempo y me rompe el corazón. Los países deben prestar apoyo en lugar de construir barreras.”

Shackelia Jackson, Jamaica

image

El duelo convirtió en activista a Shackelia Jackson. El 20 de enero de 2014, el hermano de Shackelia, Nakiea Jackson, estaba atareado con los preparativos del almuerzo en el restaurante donde trabajaba cuando la policía lo abatió a tiros. Los agentes dijeron que Nakiea se ajustaba a la descripción de un hombre al que buscaban por un atraco. Desde entonces, Shackelia lucha para llevar a los responsables ante la justicia, desafiando la intimidación y el hostigamiento de la policía.

“El dolor que mi familia y yo hemos sufrido me ha obligado a luchar para que se haga justicia con mi hermano y con todas las víctimas de la brutalidad policial —afirma—. Me he convertido en una hermana rota por dentro que alza la voz para que las demás personas no olviden.”

Shackelia se ha unido a decenas de familias jamaicanas que viven tragedias similares, muchas de las cuales han unido sus fuerzas para detener la violencia policial.

“Emprendí un camino que me cambió la vida para conseguir reformas legislativas que garantizarán la justicia para todas las personas y pondrán fin a la violencia y el terrorismo de Estado en Jamaica, lo que salvará vidas en el futuro. Y, a pesar de los innumerables intentos de las autoridades jamaicanas para impedirme lograrlo, no me dejo intimidar; me niego a rendirme.”

“No me dejo intimidar porque se me ha dado la posibilidad de subir a hombros de gigantes. Amnistía Internacional y sus aliados me han brindado una plataforma mundial para reescribir una historia de injusticia. Esta generosidad me hizo recordar que estaba rota, no destruida.”

Azza Soliman, Egipto

image

Azza Soliman alza la voz con valentía en favor de las supervivientes de la tortura, la detención arbitraria, los abusos domésticos y la violación en Egipto. Es una de las fundadoras del Centro de Asistencia Letrada Gratuita para Mujeres Egipcias y posteriormente de Abogados y Abogadas por la Justicia y la Paz, que presta servicios de asistencia letrada gratuita y apoyo e imparte clases de alfabetización a mujeres en situación de pobreza.

El trabajo valiente y generoso de Azza hizo que las autoridades egipcias la consideraran una espía y una amenaza para la seguridad nacional. En diciembre de 2016 fue detenida e interrogada. Quedó en libertad poco después, pero se enfrenta a cargos tales como recibir financiación del extranjero para desprestigiar la imagen de Egipto. Se le ha prohibido viajar, se le han congelado los bienes y podría ser condenada a pena de prisión. Pero esta increíble mujer no se ha rendido.

“La lucha para fortalecer y apoyar a las mujeres y los derechos humanos es larga y fatigosa —afirma Azza—, pero yo todavía tengo esperanza. Los abrumadores mensajes de apoyo y amor que he recibido [a través de la campaña de Amnistía Internacional Escribe por los Derechos] me recuerdan que no estoy sola y que mi trabajo es apreciado y reconocido. Veo a las nuevas generaciones recogiendo la antorcha y mostrando el camino hacia un futuro mejor. Un día venceremos estas dificultades y retos; esto es lo que me hace seguir adelante.”

Wanjeri Nderu, Kenia

image
Wanjeri Nderu, Kenia © Particular

En 2012, Wanjeri Nderu dio un valiente paso. Dejó su trabajo financiero para convertirse en activista de justicia social.

Desde que cambió de carrera, entre las actividades que Wanjeri ha emprendido figuran la lucha contra las ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía de Kenia, la campaña para liberar, con éxito, a cuatro kenianos detenidos en el sur de Sudán, y la defensa de elecciones libres, pacíficas y justas en Kenia.

Sin embargo, ha pagado un precio por hablar claro. Wanjeri fue detenida por participar en protestas pacíficas en 2013 y ha tenido que hacer frente a ataques tanto en Internet como en la vida real. En 2015 fue agredida físicamente por un hombre que se acercó a su automóvil y le dijo: “O te callas, o acabamos contigo” (Wacha kelele, ama tutakumaliza). Luego le propinó un golpe en un ojo y se marchó. Fue también objeto de un implacable abuso misógino por parte de un grupo de hombres en Twitter durante un día entero.

“El líder del grupo no dejaba de etiquetar a otras personas con sus insultos, invitándolas a participar. En total conté a unos ocho hombres que se sumaron al grupo”, dijo Wanjeri. “Los insultos eran extremadamente personales, queriendo que me avergonzara de mi cuerpo y de mi familia.”

En un intento de protegerse a sí misma y a su familia, Wanjeri ha buscado refugio en otro lugar de Kenia, pero no está dispuesta a dejar que las acciones de unos pocos la silencien. Wanjeri sigue en la vanguardia de una nueva generación de activistas, decidida a hablar por lo que creen.

Zhang Leilei*, China

image
Zhang Leilei, China. © Particular
La activista Zhang Leilei tiene una misión: acabar con el acoso sexual en China. En 2017 diseñó unos anuncios de metro para concienciar sobre el problema, pero las autoridades del metro los rechazaron, así que Zhang Leilei se convirtió en una mujer-anuncio, y su ejemplo fue seguido por mujeres de todo el país.

Ahora, Zhang Leilei ha llevado su activismo a las universidades. El despido a principios de año de un profesor universitario acusado de acoso por una exalumna desencadenó un amplio debate público en el que Zhang Leilei vio la oportunidad de hacer presión en favor del cambio. Junto con otras mujeres, pidió a alumnas y exalumnas que enviaran cartas abiertas a sus universidades exigiendo mecanismos adecuados para denunciar el acoso sexual. No tuvo que insistir mucho para convencerlas.

Menos de dos semanas después del llamamiento, alumnas y exalumnas de hasta 70 universidades habían publicado sus cartas abiertas. La iniciativa ya ha dado sus frutos: según informes oficiales, el Ministerio de Educación de China estudia la implantación de nuevos sistemas para evitar el acoso sexual.

*Zhang Leilei es un seudónimo

Hortense Lougué, Burkina Faso

image

Hortense Lougué debe de ser una de las mujeres más ocupadas de Burkina Faso. Criada en un país plagado de injusticias y desigualdades, en el que las niñas pueden ser obligadas a casarse o a sufrir mutilación genital femenina, Hortense ha dedicado su vida a acabar con la violencia de género y ha creado diversos proyectos para potenciar la educación y los derechos humanos. Hortense Lougué ahora trabaja con muchachas y jóvenes que han sido obligadas a contraer matrimonio o han sufrido mutilación genital femenina, proporcionándoles formación sobre la manera de abordar estos problemas.

“He sido activista, secretaria general, coordinadora de programas y actualmente soy directora ejecutiva de la Asociación de Apoyo y Concienciación Pugsada (ADEP), una ONG centrada en mejorar la condición jurídica y socioeconómica de las muchachas. Dirijo diez proyectos, y nuestro compromiso es trabajar con decisión y perseverancia para mejorar las vidas de las mujeres y las niñas en Burkina Faso”, afirma.

Muchas de estas mujeres forman parte de la campaña Valiente de Amnistía Internacional, que refuerza el reconocimiento y la protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos en todo el mundo. Más información en www.amnesty.org/brave.


Rate this content
 
 
 
Same author:
 flecheTurkey: Almost 130,000 purged public sector workers still awaiting justice 
 flecheUN: Decisive action needed to ban killer robots - before it’s too late
 flecheL’inefficacité de la peine de mort contre la corruption
 flecheEU: States push to relax rules on exporting surveillance technology to human rights abusers
 flecheHonduras. Les personnes arrêtées durant les manifestations post-électorales ne bénéficient pas des garanties d'une procédure légale
 flecheCameroon: Anglophone regions gripped by deadly violence
 flecheAustralia: Healthcare rollbacks put refugee lives and health at risk
 flecheQuand l'Iran cache ses crimes
 flecheThe abuse of solitary confinement in Egypt’s prisons
 flecheNigeria: Amnesty activists uncover serious negligence by oil giants Shell and Eni
 flecheSyria’s Eastern Ghouta: They Fight for Life. We Fight for Them.
 flecheMyanmar: Crimes against humanity terrorize and drive Rohingya out
 flecheUSA: Return to bigoted anti-Muslim travel ban would cause immeasurable harm
 flecheLe commerce des armes
 flecheThe Death penalty in 2016: Facts and figures
 flecheAmnesty International Report 2016/17. The state of the world's human rights
 fleche‘Politics of demonization’ breeding division and fear
 flecheSyria: Secret campaign of mass hangings and extermination at Saydnaya Prison
 flecheDangerously disproportionate:
The ever-expanding national security state in Europe

 flecheThe point of no return: The human rights of indigenous peoples in Canada threatened by the site C dam
 flecheRefugees Welcome Survey 2016 - The Results
 flecheDeath sentences and executions in 2015
 flecheLa peine de mort dans le monde
 flecheQatar: Abuse of World Cup workers exposed
 flecheConnection Denied: Restrictions on Mobile Phones and Outside Information in North Korea
 flecheAmnesty International report 2015-2016
 flecheAmnesty International Annual Report 2015/2016 (summary report)
 flecheIran : grandir dans le couloir de la mort
 flecheTaking stock : The arming of Islamic State
 flecheLes enfants qui travaillent pour nos smartphones
 flecheLes femmes réfugiées risquent agressions, exploitation et harcèlement sexuel lors de leur traversée de l’Europe
 flecheMexico: Gross incompetence and inertia fuel disappearances epidemic
 flecheGuantanamo : symbole de l’impunité américaine
 flecheFrance: New law threatens to make emergency measures the new norm
 flecheIrak. Des décennies de commerce irresponsable des armes alimentent les atrocités de l'État islamique
 flecheRefugees endangered and dying due to EU reliance on fences and gatekeepers
 flecheAngola. La répression des droits humains éclipse la commémoration de l’indépendance
 flecheTurkmenistan: Thousands evicted ahead of Asian Martial Arts and Indoor Games
 flecheNiger Delta: Shell’s manifestly false claims about oil pollution exposed, again
 fleche"We had nowhere else to go": Forced displacement and demolitions in northern Syria
 flecheCatastrophic moral failure as rich countries leave millions of refugees to cruel and uncertain fates
 flecheSolving the world's refugee crisis
 flecheCuba at a human rights crossroads as Pope Francis prepares to visit the country
 flecheYemen: Bloody trail of civilian death and destruction paved with evidence of war crimes
 flecheTime for the world to protect and value its young human rights defenders
 flecheIran’s ‘staggering’ execution spree: nearly 700 put to death in just over six months
 flecheGlobal arms control treaty at risk of becoming a damp squib
 fleche3 reasons why the Mediterranean death toll has dropped dramatically
 flecheGreece: Humanitarian crisis mounts as refugee support system pushed to breaking point
 fleche7 ways the world has changed thanks to Edward Snowden
 flecheTwo years after Snowden governments resist calls to end mass surveillance
 fleche'Mandela Rules' on prisoner treatment adopted in landmark revision of UN standards
 flecheLampedusa: L'Isola Bella's shadow of death
 flecheBahrain: Hopes of reform crushed amid chilling crackdown on dissent
 flecheAfghanistan: Their lives on the line: Women human rights defenders under attack in Afghanistan: Executive Summary
 flecheDeath penalty 2014: Alarming rise in death sentences as governments resorted to capital punishment to combat crime and terrorism
 flecheGlobal opposition to USA big brother mass surveillance
 flecheNigeria: Satellite images show horrific scale of Boko Haram attack on Baga
 flecheAmericas: Violence on the rise against those defending human rights
 flecheChina: Activist faces « subversion » charge for supporting Hong Kong protests
 flecheIsraeli forces displayed ‘callous indifference’ in deadly attacks on family homes in Gaza
 flecheFlowers for Anna – Russia’s offensive on media and the truth
 flecheThe death toll in the Mediterranean rises
while Europe looks the other way

 flecheMediterranean migrant boat shipwrecks highlight need for EU action
 flecheMexico: Shocking rise in reports of torture and ill-treatment as authorities turn a blind eye

 flecheAfghanistan: Urgent inquiry needed after new US airstrike increases civilian death toll

 flecheGruesome evidence of ethnic cleansing in northern Iraq as Islamic State moves to wipe out minorities
 flecheChina: Death row inmate freed after six years of trials and appeals

 flecheMali: Children paying a high price in ongoing conflict
 fleche“They use a strategy of fear” Protecting the right to protest in Brazil
 flecheSenegal: Human rights of communities trampled in 'Gold Rush'
 flecheQ&A: The Central African Republic’s human rights crisis
 flecheReport 2013: World increasingly dangerous for refugees and migrants
 flecheArms control and human rights
 flecheGlobal campaign targets rape in conflict zones
 flecheChina: Rise in forced evictions fuelling discontent
 flecheForum urbain mondial : les dirigeants doivent mettre fin aux expulsions forcées
 flecheThe state of the world's human rights
 flecheA compromised future: Children recruited by armed forces and groups in eastern Chad
 flecheDeath sentences and executions 2011
 flecheLes oubliés du Forum mondial de l'eau
 flecheFrance: urgence dans la lutte contre les violences faites aux femmes
 flecheThe state of the world's human rights
 flecheMoyen-Orient et Afrique du Nord : actualité en 2011 et 2012
 flecheMortalité maternelle : une femme meurt chaque minute…
 flecheReport 2011: Amnesty International at 50 says historic change on knife-edge
 flecheDeath penalty in 2010: Executing countries left isolated after decade of progress
 flecheReport 2010: Global justice gap condemns millions to abuse
 flecheDeath penalty report for 2009 : China must end secrecy surrounding sentences and executions
 flecheComment: The call from the Swiss minaret
 flecheWomen, violence and poverty - breaking out of the gender trap
 flecheUN vote on Goldstone report a defining step for accountability
 flecheWorld's biggest arms traders promise global arms treaty
 flecheIsrael rations Palestinians to trickle of water
 flecheThe Unheard Truth: World leaders must change debate on poverty and human rights
 flecheGovernments sign up to defend economic, social and cultural rights
 flecheEconomic crisis reveals deeper human rights problems
 flecheSummit of the Americas fails to address human rights
 flecheCruel, discriminatory, unfair and degrading – the death penalty in 2008
 fleche"Fuelling conflict: Foreign arms supplies to Israel/Gaza"
 flecheUN review must deliver on human rights
 fleche60th Anniversary of Universal Declaration of Human Rights: Time to Deliver
 flechePresident-elect Obama: 100 days to demonstrate commitment to human rights
 flecheHuman rights violations in cities around the world
 flecheArms Trade Treaty could fail without human rights
 flecheThe State of the World's Human Rights 2008
 flecheSixty years of human rights failure – governments must apologize and act now
 flecheSecrecy surrounds death penalty
 flecheSecrecy surrounds death penalty
 flecheUN examines human rights in member countries
 flecheWhat human rights legacy for the Beijing Olympics?
 flecheGovernments must take action to end violence against schoolgirls
 flecheRwanda abolishes death penalty
 flechePeople’s Republic of China: The Olympics countdown – one year left to fulfil human rights promises
 flecheReport 2007: Politics of fear creating a dangerously divided world
 flecheChina: The human cost of an economic ‘miracle’
 flecheChina: the human cost of the economic "miracle"
 flecheSchluss mit Guantánamo!
 flecheEU muss Führung in der internationalen Menschenrechtspolitik übernehmen
 fleche"Bosnie-Herzégovine: Les Roms et le droit à l'éducation"
 flecheIraq: Amnesty International deplores death sentences in Saddam Hussein trial
 flecheRecognition of the Human Rights of the World’s Indigenous Peoples is Long Overdue
 flecheAmnesty International launches global campaign against internet repression
 flecheSoudan : Protéger les civils du Darfour
 flecheInternational Criminal Court: New strength in the fight against impunity
 flecheAmnesty International Report 2006
 flecheDeath Penalty: 20,000 on death row across the world
 flecheGuantánamo Bay - a human rights scandal
 flecheReject Attempts to Legitimize No-Torture Promises
 flecheNigeria: Claiming rights and resources Injustice, oil and violence in Nigeria
 flecheCôte d'Ivoire - Un avenir lourd de menaces
 flecheThe International Day of the World’s Indigenous People: Dispossessed and in Danger - Time to make the rights of indigenous peoples a reality
 flecheUN reform: Comments and recommendations on second Draft Outcome Document for September summit
 flecheMorocco/Western Sahara: Justice must begin with torture inquiries
 flecheMyanmar: Arrests of political activists increase as Aung San Suu Kyi turns 60 under house arrest
 flecheLe coût humain de la «forteresse Europe» : des demandeurs d’asile détenus et expulsés au mépris des règles d'équité
 flecheNepal: A human rights crisis fuelled by irresponsible arms exports
 flecheUzbekistan: Only an independent investigation will reveal the truth of recent violence
 flecheReport 2005: A dangerous new agenda
 flecheUzbekistan: New clampdown fears as independent investigation urged

 flecheAmnesty International and Anti-Slavery International call on European States to Ratify the Council of Europe Convention against Trafficking
 flecheEurope: Migrant workers denied fundamental rights
 flecheUSA: New Amnesty International report on USA’s "war on terror" detentions
 flechePress Freedom Day: Human rights in the Blogosphere
 flecheLes Roms sous les feux des projecteurs européens
 flecheAmnesty International's Views on the Proposals for Reform of the UN's human rights machinery
 flecheCuba: 71 prisoners of conscience continue to be imprisoned for expressing their ideas
 flecheNew report from the Stop Violence Against Women campaign and the Control Arms campaign: Amnesty International, Oxfam and IANSA
 flecheBeijing +10: No rollback on rights
 flecheWorld Social Forum: Building solidarity
 flecheChina: Horrific New Year
 flecheSudan: Those responsible for indiscriminate Port Sudan killings must be brought to justice
 flecheCouncil of Europe: Recommendations for better protection of trafficked persons
 flecheSudan: North-South peace deal leaves future of human rights uncertain
 flecheIran: Women are terrorized
 flecheSudan: Time running out for two million affected in Darfur
 flecheSudan crisis
 flecheWomen's lives and bodies -- unrecognized casualties of war
 flecheCouncil of Europe: One more chance to enhance the protection of human rights of trafficked persons
 flecheArming the perpetrators of grave abuses in Darfur
 flecheSudan: New report shames countries and companies cashing in on slaughter by selling arms
 flecheAlbania: Disability and the right to marry
 flecheCumbre Unión Europea-Rusia: Amnestía Internacional publica testimonios de la cerciente persecución que sufren los defensores de los derechos humanos en Chechenia
 flecheCEDAW: Women's undeniable right for protection
 flecheViolences sexuelles : un urgent besoin de réponses adéquates
 flecheUSA: Call to presidential candidates to commit to ending torture
 flecheUSA: New report on 'war on terror' calls for Bush and Kerry to tackle 'made in America' torture
 flecheAfrica Human Rights Day
 flecheColombia: "Scarred bodies, hidden crimes": Sexual Violence against women in the armed conflict
 flecheColombia: Women's bodies used as a battleground
 flecheLas exportaciones de armas de la UE amenazan la seguridad mundial
 flecheHuman Rights Must Begin at Home: Amnesty International's Recommendations to the Irish EU Presidency
 flecheDeath Penalty: Cases and developments 2003
 flecheAmnesty International, Oxfam, IANSA Control Arms Campaign Media Briefing: key facts and figures
 flecheAfghanistan: No justice and security for women
 flecheIraq: The rights of Iraqi people must not be sidelined on the altar of political agendas
 flecheNigeria: Amina Lawal's death sentence quashed at last
 flecheYemen: United against rights
 flecheWorld Social Forum: All human rights for all, to make another world possible
 flecheForum économique mondial et Forum social mondial
13
SEARCH
Keywords   go
in 
Translate this page Traduire par Google Translate
Share

Share on Facebook
FACEBOOK
Partager sur Twitter
TWITTER
Share on Google+Google + Share on LinkedInLinkedIn
Partager sur MessengerMessenger Partager sur BloggerBlogger
Other items
where is published this article: