Ref. :  000035961
Date :  2013-10-18
Language :  Spanish
Home Page / The whole website
fr / es / de / po / en

MERCOSUR

MERCOSUR

Author :  Chiara Giordano


Fundado en 1991 con la firma del Tratado de Asunción (Paraguay) por los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) fue pensado al principio como un simple proyecto de libre comercio. Sin embargo, el peso de Argentina y el ingreso oficial de Venezuela en 2012 podrían cambiar su orientación, significando esto un mayor énfasis al comercio Sur-Sur. La reciente adhesión de Bolivia y la todavía pendiente de Ecuador, parecen confirmar esta tendencia. En un futuro, y según lo indicado por los presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) durante la 12ª Cumbre de ese bloque celebrada el 30 de julio de 2013 en Guayaquil (Ecuador), nuevos acercamientos podrían llevarse a cabo entre el MERCOSUR, el ALBA y los países involucrados en el proyecto Petrocaribe. Se trataría, para ellos, de avanzar hacia la creación de una « zona económica complementaria » entre estas tres áreas [1].

Según los datos de la CEPAL [2], el MERCOSUR es el primer bloque económico sudamericano: representa alrededor del 77,5% del PIB de América del Sur y el 56% del PIB de toda América Latina.
Sin embargo, esta organización se pregunta hoy en día sobre su papel en la geopolítica regional e internacional. ¿Debe seguir siendo un mero espacio económico y comercial, o bien avanzar hacia la constitución de un verdadero bloque político capaz de responder a la evolución de la Alianza del Pacífico apoyada por Estados Unidos?

Esta nació en 2011 tras la iniciativa del presidente peruano Alan García. Los líderes de los cuatro países miembros (Chile, Colombia, México y Perú) insistieron en el hecho de que la Alianza se proponía convertirse en el área de negocio más importante de América Latina, a través de la creación de un espacio de libre circulación de bienes, servicios, inversiones, capitales y personas. En la actualidad, estos países, que ya firmaron todos tratados de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea, están multiplicando los acuerdos comerciales con otras potencias económicas mundiales. Así, la Alianza del Pacífico parece querer posicionarse como la principal organización latinoamericana en preconizar el libre comercio, a diferencia del MERCOSUR, según el cual el comercio debe seguir siendo una actividad regulada.

La posición de Brasil será determinante en el futuro del MERCOSUR. Sin embargo, su orientación actual aparece marcada con el sello de la ambigüedad. Por un lado, Brasilia se opone a la Alianza del Pacífico. Esta introduce, por ejemplo, de forma inédita al rival mexicano en el espacio económico sudamericano. El expresidente Lula da Silva criticó fuertemente esta organización, acusando a Estados Unidos de fomentar su creación con el fin de debilitar a las otras organizaciones regionales, en particular la CELAC y UNASUR. Por otro lado, las políticas de Lula y, más tarde, las de la presidenta Dilma Rousseff, permitieron al país integrarse más enteramente en el sistema de intercambios mundial, privilegiando la agroindustria y las exportaciones de materias primas y fomentando la implantación de multinacionales como Monsanto.

En lo que se refiere a los otros retos a los que el MERCOSUR debe enfrentarse, cabe sin duda mencionar la cuestión de Paraguay. En junio de 2012, el país fue suspendido tras la destitución de Fernando Lugo; fue entonces cuando los otros miembros dieron su aprobación a la entrada oficial de Venezuela al bloque, a la que Paraguay siempre se había opuesto. Desde entonces, los dos países se encuentran sin embajadores en sus respectivas embajadas. En la actualidad, tras la elección de Horacio Cartés, el país exige ser readmitido en el bloque, pero el nuevo presidente sigue considerando como ilegal el ingreso del socio bolivariano.

Por último, el MERCOSUR también debe enfrentarse a un reto comercial. De hecho, los intercambios internos se redujeron en un 10,8% entre 2011 y 2012 debido a la desaceleración económica en Estados Unidos, Europa y China. Sin embargo, se supone que el ingreso de Bolivia (y luego de Ecuador) dará un nuevo impulso al comercio entre países miembros.

Más allá de las dinámicas políticas y económicas, también hay que mencionar otro aspecto esencial del MERCOSUR: su dimensión cultural.
Aunque esta organización se pensó inicialmente como simple espacio de integración económica, los años transcurridos desde su creación han visto la puesta en marcha de numerosas medidas en los ámbitos cultural y educativo, cuyo objetivo era difundir un sentimiento de « libertad de movimiento » [3] y pertenencia a un mismo proyecto. En particular, se creó en 1996 el « Mercosur Cultural », una instancia responsable de la organización de la cooperación cultural entre países miembros y, más recientemente, de la difusión de la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de la UNESCO de 2005 [4].

Más tarde, la cultura ha adquirido una nueva dimensión, hasta tal punto que hoy en día se podría hablar del MERCOSUR como de un verdadero proyecto geocultural.
De hecho, tras la desastrosa crisis social, económica y política que sacudió a América Latina a finales del siglo XX y principios del siglo XXI, los países de la región se plantearon como objetivo principal hacer avanzar a la organización hacia un espacio de integración basado en unos principios distintos de los que habían llevado a su creación. Es decir, el compartir las experiencias, una mayor atención a lo social y, al mismo tiempo, el conocimiento - y el reconocimiento - de las particularidades y diferencias entre los países miembros. El reto es « una sinergia que dote a los países de la Región de mayores grados de autonomía de las presiones internas y externas » [5].

Por otro lado, es la propia sociedad civil la que participa activamente en la consecución de este objetivo. En este sentido, cabe destacar que recientemente se anunció el lanzamiento del « Mercosur Indígena », que congregará a representantes de los movimientos sociales y los pueblos indígenas de la región. Además, Venezuela ha expresado su deseo de impulsar la creación de un « Mercosur Obrero ».

En conclusión, la situación actual del MERCOSUR ilustra bien los límites y, al mismo tiempo, el significativo potencial de la integración regional [6] en América Latina.
A pesar de una progresión sin precedentes en los últimos años, esta integración sigue siendo de hecho muy dependiente de las políticas de los gobiernos nacionales involucrados. Es por eso que todavía no parece posible encontrar hoy en día un modelo de desarrollo común y aceptado a la escala de todo el subcontinente, y que pueda llevar a la creación de una única gran organización económica regional. El interés que Paraguay y Uruguay (dos de los cuatro países fundadores del MERCOSUR) muestran por la Alianza del Pacífico es emblemático en este sentido.
Sin embargo, el MERCOSUR es una organización tanto híbrida como compleja, en constante evolución, como la propia integración regional latinoamericana. Por lo tanto, los esfuerzos de los gobiernos implicados en los ámbitos social y cultural, así como las innovaciones introducidas con el apoyo de la sociedad civil, muestran que está lejos de estar en situación de crisis.




Notas:

[1] Cf. la Déclaración de Guayaquil del XI Consejo Político del ALBA (http://www.alba-tcp.org/contenido/declaracion-de-guayaquil-del-xi-consejo-politico-del-alba)

[2] Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas

[3] Ricardo A. Alagia, « La dimensión socio-laboral y cultural en el MERCOSUR » (http://www.dipublico.com.ar/7334/la-dimension-socio-laboral-y-cultural-en-el-mercosur-por-el-dr-ricardo-a-alagia/)

[4] Para conocer el funcionamiento del « Mercosur Cultural », leer Pallini, « MERCOSUR cultural. Reflexiones acerca de la dimensión cultural de la integración », Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO, 2001 (http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/collect/ar/ar-025/index/assoc/D4337.dir/Debate14_Pallini.pdf)

[5] « La dimensión social del MERCOSUR. Marco conceptual », diciembre 2012 (http://alainet.org/images/Marco-Conceptual_web_esp_spread.pdf)

[6] Cf. el artículo « Integración » del Diccionario Crítico, por Gregorio Recondo: http://www.mondialisations.org/php/public/art.php?id=1862&lan=ES


Countries : 
- Brazil   

Rate this content
 
 
 
Average of 67 ratings 
Rating 2.49 / 4 MoyenMoyenMoyenMoyen
SEARCH
Keywords   go
in 
Translate this page Traduire par Google Translate
Share

Share on Facebook
FACEBOOK
Partager sur Twitter
TWITTER
Share on Google+Google + Share on LinkedInLinkedIn
Partager sur MessengerMessenger Partager sur BloggerBlogger