Ref. :  000028925
Date :  2008-01-23
Language :  Spanish
Home Page / The whole website
fr / es / de / po / en

Turismo, patrimonio y globalización

Turismo y patrimonio


En la actualidad, el turismo se considera a menudo como un importante agente de cambio y como una de las expresiones más visibles de la globalización. Los resultados de la globalización del turismo son de carácter dual. Los efectos negativos afectan al medio ambiente y a la cultura con consecuencias como la estandarización, la uniformidad, la desaparición de los valores locales (Peric 2005:34). En lo que respecta a los efecto positivos, la globalización del turismo ofrece a las empresas la oportunidad de operar globalmente e influir tanto en la oferta (proveedores a nivel mundial, información informatizada y sistemas de reserva, disminución de los costes de las tarifas aéreas, destinos emergentes, etc.) como en la demanda (aumento de los ingresos, turistas más experimentados y exigentes) (Smeral 1998:373).

En lo referente al Turismo cultural, la globalización ha fomentado la preservación y renovación del patrimonio material e inmaterial. El patrimonio, que siempre ha sido una pieza central a la hora de expresar la identidad individual y siempre ha estado condicionado por el territorio, es, hoy en día y más que nunca, una expresión del mundo globalizado. La idea del patrimonio de la humanidad fue desarrollada por la UNESCO en los años 70 y se ha visto fomentada por el Turismo, el cual se está convirtiendo en un instrumento del patrimonio «globalizado». Incluso se puede argumentar que el crecimiento inexorable del turismo extranjero y la importancia de la cultura, patrimonio y arte en ese sector es la expresión más contundente de que existe un patrimonio global común propiedad de los pueblos: todo turista internacional reivindica la existencia de un patrimonio mundial y el derecho a un acceso global a él (Graham et al. 2000:238).

La globalización del turismo ha producido efectos positivos y negativos en los sitios con patrimonio. Los efectos positivos son principalmente económicos, como la posibilidad de conseguir ingresos a partir de recursos culturales considerados «muertos», la renovación del patrimonio material, etc. También ha tenido un fuerte impacto a la hora de garantizar la sostenibilidad del patrimonio inmaterial, que está siendo reinterpretado gracias al interés turístico. Por otra parte, los efectos negativos son sobre todo daños materiales en sitios del patrimonio a causa de las visitas masivas de turistas. Así pues, es necesario desarrollar una planificación adecuada y estrategias de gestión para cada lugar considerado patrimonio de interés turístico. Las organizaciones internacionales como la UNESCO, ICOM (Organización internacional de museos), ICOMOS (Consejo internacional de monumentos y sitios) y ICCROM (Centro internacional de estudios para la conservación y restauración de los bienes culturales) han desempeñado un papel fundamental en estas estrategias al hacerse cargo de cuestiones como la «propiedad» del patrimonio, el uso adecuado del patrimonio, el acceso y conservación de los sitios considerados patrimonio, el patrimonio como recurso educativo, la interpretación del patrimonio, la autenticidad del patrimonio, la representación del patrimonio, etc.
En numerosas zonas de todo el mundo, el patrimonio cultural es la esencia misma del turismo. Hay diversos grados de apego personal a los sitios de patrimonio y, según Timothy (1997:752), hay cuatro tipos de experiencia patrimonial: mundial, nacional, local y global. Los lugares de interés patrimonial a nivel mundial atraen a masas de turistas venidos de todo el mundo. Estas atracciones turísticas, pueden invocar sentimientos de asombre, pero probablemente no invoquen el sentimiento de apego personal. Para muchos turistas, visitar lugares de interés patrimonial internacionales es un modo de valorar la civilización universal y conseguir cierto grado de unidad humana (Moulin 1990:3). A nivel nacional, los monumentos históricos a menudo representan ideas nacionales duraderas, mientras que las atracciones de fama local suscitan emociones y contribuyen a la experiencia patrimonial local (los extranjeros no suelen ser capaces de relacionarse con estas atracciones). Los lugares de patrimonio de experiencia personal atraen a gente que se siente conectada a un lugar en particular. Estos sitios incluyen el patrimonio asociado con grupos con intereses específicos a los que el viajero pertenece, incluyendo sociedades religiosas, grupos étnicos y grupos profesionales (Timothy 1997:752-753).

En la actualidad, el patrimonio ha adquirido una nueva importancia a nivel cultural, puesto que se está redefiniendo como un recurso para la promoción de identidades en el contexto de la globalización, con lo que nos permite entender la territorialidad contemporánea en sus diferentes dimensiones: en el mundo, la región, la nación, la ciudad (Lacarrieu: 1999:140). Con todo, mientras la ya mencionada idea del patrimonio mundial de la humanidad tiene un papel fundamental como recurso turístico, desgraciadamente, en términos de identidad, los países normalmente reclaman el patrimonio como su patrimonio nacional y raramente reconocen su procedencia internacional. Esto ocurre particularmente en las ciudades en las que, por una parte, el patrimonio está «desterritorializado», ya que asume los valores universales y, por lo tanto, globalizados; y en las que, por otra parte, el patrimonio se ha «reterritorializado» y ubicado a modo de defensa contra los «ataques» de la globalización. La oposición constante entre el carácter «desterritorial» y territorial del patrimonio está estrechamente relacionado con la constitución de las identidades y, por lo tanto, a su redistribución en el contexto de la globalización y la regionalización (Lacarrieu 1999:142-144).



Bibliografía:

- Graham, B., Ashworth, G.J. and Tunbridge, J.E. (2000) A Geography of heritage: Power, Culture and Economy. London: Arnold.

- Lacarrieu, M. (1999) Remapping Territorial Identities Within the Context of the Mercosur Cities. Culturelink 10 (28):139-148.

- Moulin, C. (1990) Cultural heritage and Tourism Evolution. Historic Environment 7(3):3-9.

- Peric, V. (2005) "Tourism and globalisation". En: Proceedings of the 6th International Conference of the Faculty of Management 'Managing the Process of globalisation in New and Upcoming EU Members', Koper, 24-26, noviembre 2005.

- Smeral, E. (1998) The Impact of globalisation on Small and Medium Enterprises: New Challenges for Tourism Policies in European Countries. Tourism Management 19 (4):371-380.

- Timothy, D.J. Tourism and the Personal heritage Experience. Annals of Tourism Research 24 (3):751-75.

- Wahab, S. and Cooper, C. (2001) "Tourism, globalisation and competitive advantage of nations". En: S. Wahab and C. Cooper (eds) Tourism in the Age of globalisation. London: Routledge.


Rate this content
 
 
 
Average of 113 ratings 
Rating 2.36 / 4 MoyenMoyenMoyenMoyen
SEARCH
Keywords   go
in 
Translate this page Traduire par Google Translate
Share

Share on Facebook
FACEBOOK
Partager sur Twitter
TWITTER
Share on Google+Google + Share on LinkedInLinkedIn
Partager sur MessengerMessenger Partager sur BloggerBlogger
Other items
where is published this article: