Ref. :  000012340
Date :  2004-03-22
Language :  Spanish
Home Page / The whole website
fr / es / de / po / en

Pensamiento alternativo

Pensamiento alternativo

Author :  Hugo Biagini


Como respuesta al proceso y a la ideología de la globalización, el llamado pensamiento alternativo ha crecido aceleradamente bajo el impulso de distintas organizaciones civiles y como objeto particular de estudio. Puede figurarse un glosario tentativo donde tal pensamiento aparece ligado a una gama de acepciones contrapuestas: pensamiento progresista versus reaccionario, emergente vs. hegemónico, abierto vs. autoritario, libertario vs. dominante, concientizador vs. doctrinario, utópico vs. distópico, incluyente vs. excluyente, igualitario vs. discriminatorio, crítico vs. dogmático, humanizador vs. enajenante, autónomo vs. oficial, intercultural vs. monocultural, pluriétnico vs. etnocéntrico, ecuménico vs. chovinista, popular vs. elitista, nacional vs. colonial, formativo vs. acumulativo, solidario vs. narcisista, comprometido vs. indiferente, reformista vs. conservador, revolucionario vs. tradicionalista, ensamblador vs. reduccionista, contestatario vs. políticamente correcto, disidente vs. totalitario, principista vs. fragmentario, autogestionario vs. verticalista, ensayista vs. tratadista, resistente vs. intransigente, universal vs. insular, identitario vs. homogéneo, del género vs. sexista, pacifista vs. gladiatorio, plebiscitario vs. tecnocrático. Esta tipología atiende las exigencias multisectoriales y el desafío de rescribir nuestra memoria colectiva junto a la necesidad de reactualizar los grandes proyectos humanistas que buscaban el perfeccionamiento general.

Un enfoque puede distinguir nítidamente lo alternativo como aquello que tiende a alejarse de propuestas alienantes sin suponer en rigor una salida o construcción propositiva. En otro registro, a las modalidades alternativas se les otorga un sentido más abarcador, por designar tanto las actitudes contestatarias como a las postulaciones reformistas y a los encuadramientos que postulan el cambio de estructuras. Por ejemplo, ante un asunto crucial como el de la propiedad privada, se han adoptado varias posiciones: a) una opción problematizadora, con respecto a su validez universal y como derecho imprescriptible; b) una postura restrictiva, de convalidarla mientras se pongan limites a la acumulación material; c) una cruda condena, por considerarla una manifestación del despojo comunitario; d) una perspectiva proclive a su socialización. Un denominador común entre utopismo y alternatividad englobaría aquellas líneas intelectuales que impugnan el establishment, aspiran a modificar profundamente la realidad y a guiar la conducta hacia un orden más equitativo. Pese a la amplitud de miras del pensamiento alternativo, no entrarían cabalmente dentro de nuestra clasificación algunas manifestaciones de la posmodernidad o de la New Age que recaen en la frivolidad y el afán posesivo o en desviaciones esotéricas. Con todo, integran a veces nuestro campo otras orientaciones concomitantes como las de la educación, la economía, las terapias o las tecnologías alternativas, en tanto lo alternativo implica también la capacidad de imaginar el mayor número de soluciones a un problema determinado.

Un sinnúmero de organizaciones civiles esgrimen hoy en día el emblema del pensamiento alternativo: desde universidades que organizan jornadas en torno suyo o lo incorporan como temática académica hasta movimientos sociales como el de los ambientalistas y el de derechos humanos o diversas corrientes políticas radicalizadas. Distintos emprendimientos se montan a su vez expresamente sobre la idea de elaborar o respaldar propuestas diferenciadas a las del paradigma consumista depredador. Asimismo, el Premio Nóbel Alternativo lo concede la Fundación para el Correcto Modo de Vida, creada en 1980 por el germano-sueco Jakob von Uexkull, que quiso honrar las tareas en beneficio de la Humanidad, otorgándose ese cuantioso premio en el Parlamento Sueco, antes de la entrega del Nóbel, a luchadores sociales y antiarmamentistas, a defensores de la biodiversidad, a comunidades indígenas, a partidarios de una agricultura orgánica que permita acceder gratuitamente a la alimentación, a propiciadores de la leche materna en contra de su comercialización artificial, etc. Uno de los PNA más destacables fue recibido por jurista paraguayo Martín Almada, quien en diciembre de 1992 descubrió los Archivos del Terror, dos toneladas de documentos sobre la Operación Cóndor, que dio lugar a los servicios represivos de las dictaduras militares conosureñas. Tras una reunión constitutiva en Montreal, en diciembre de 2002, acabó de crearse el Foro Mundial de las Alternativas, con sede provisoria en Dakar; en su manifiesto inicial puede leerse que el destino de la Humanidad se halla en juego y es tiempo de revertir el curso de la Historia, colocando los adelantos científicos, técnicos y económicos al servicio de las grandes mayorías; que es también el tiempo de derribar el muro entre el Norte y el Sur, de encarar la crisis de civilización, de rechazar el poder del dinero, de transformar el cinismo en dignidad y la dignidad en poder, de reconstruir y democratizar el Estado, de ser verdaderos ciudadanos, de fortalecer los valores colectivos, de despertar la esperanza de los pueblos; que ha llegado el tiempo de la convergencia de las luchas, de los saberes, de las resistencias, de los espíritus, de los corazones, de que un pensamiento creador y universal se abra ante nosotros; hasta concluir por último que el tiempo de la acción ya ha comenzado y que ha llegado el momento de constituir un foro de los foros dispersos en el mundo.

Otra entidad, el Grupo de Estudio e Investigación sobre las Mundializaciones (GERM), ha colaborado en la noble y extendida causa del enfrentamiento con las políticas e intereses que recubren la ideología deshumanizadora de la globalización financiera: el neoliberalismo, o sea al discurso más férreamente estructurado y consolidado en medio de la crisis de las concepciones totalizadoras. Vienen a cuento dos ejemplos del accionar de GERM. Por una parte, su lanzamiento de un diccionario que contribuye a cuestionar la globalización de los mercados, la macdonalización de la cultura y el pensamiento monocorde, sin dejar de alentar una mundialización más genuina: la de la justicia y los ingresos, abonando las tesis que se formulan en un macro-espacio como el de Porto Alegre, donde intentan amalgamarse los movimientos contestatarios, con sus proyectos transformadores y sus variantes identitarias. También cabe mencionar el intensivo simposio transdisciplinario e intercontinental realizado en París por GERM sobre la diversidad cultural con el fin de ofrecer un mayor basamento al documento sobre el particular lanzado por organismos representativos como la UNESCO en su afán por apartarse de los discursos cerradamente occidentalistas que constituyen la cuña cultural del triunfalismo económico neoconservador de ajustar a los más débiles y su versión simplificadora de las culturas periféricas en tanto mero reflejo nordatlántico. Entre los asuntos que se plantearon durante este evento parisino se procuró conjugar el humanismo junto a la diversidad.

Como conclusión, el pensamiento alternativo se halla vinculado a una cultura de la resistencia donde grandes luchadores sociales, guiados por un pensamiento emancipador, sostuvieron una gama de instancias alternativas que todavía siguen en pie como desafíos fundamentales para la urdimbre de nuevas utopías y la plasmación de nuestra identidad: estamos aludiendo al valor de los principios y a la rectitud de procedimientos, a la importancia de la justicia y la equidad frente a modelos posesivos y depredadores, a la búsqueda de una efectiva organización democrática y a la necesidad de avanzar francamente en los procesos de integración regional.


BIBLIOGRAFÍA :
Ainsa, F., La reconstrucción de la utopía, Buenos Aires, Del Sol, 1999;
Biagini, H.E. y Roig, A.E., (directores), El pensamiento alternativo en la Argentina contemporánea, B. Aires, Biblos, 2004;
Biagini, H.E., ?El filosofar latinoamericano como pensamiento alternativo?, en Mauricio Langon (coord.) Homenaje a Carlos Mato, B. Aires, FEPAI, 2004, pp. 145-153;
Cerutti Guldberg, H. y R. Pérez Montalbán (coords.), América Latina: Democracia, pensamiento y acción. Reflexiones de utopía, México, UNAM, 2003.


Rate this content
 
 
 
Average of 191 ratings 
Rating 2.41 / 4 MoyenMoyenMoyenMoyen
SEARCH
Keywords   go
in